Las 10 más populares del día

7 nov. 2012

Mi general


Intérprete: Carlos Cano
Título: Mi general
Autor: Carlos Cano
Disco: Forma de ser
Año: 1994



Esta es la historia, señores,
de María Teresa Gomes,
de la Isla de Madeira de Portugal.

Que a causa de un desengaño
pasó casi veinte años
de su vida disfrazándose de militar.

En memoria de su hermano
se convirtió en un soldado,
el general Tito Aníbal… ¡Qué gran general!

Cambió de mujer a hombre,
de profesión y de nombre,
en Lisboa aprovechando la revolución.

Nada como el uniforme,
algo tan serio y tan noble,
para conquistar la gloria y también el amor.

Casó con Doña Joaquina,
algo lenta en la cocina,
y la convirtió en la reina de su corazón.

¡Mi general, mi general!
¡Siempre a sus órdenes señor, sin novedad!
¡Por ese amor le van a dar
la laureada del valor, mi general!

Fue padrino la impostora
de bautizos y de bodas,
con uniforme de gala de estado mayor.

Pasó apuros financieros,
pidió prestado dinero
a un fotógrafo usurero que la denunció.

Y en el reconocimiento
descubrieron el talento,
con los falsos documentos de la usurpación.

Al conocer la verdad…
¡Señor, qué barbaridad! 
Declaró Doña Joaquina en el tribunal.

De aquel raro casamiento
nunca hubo cumplimiento,
ni tampoco tocamiento de tipo carnal.

Aunque en el cuarto de baño
un día vio algo extraño,
algo que no le cuadraba con un militar.

¡Mi general, mi general!
¡Siempre a sus órdenes señor, sin novedad!
¡Por ese amor le van a dar
la laureada del valor, mi general!

Así termina la historia,
para siempre en la memoria,
de María Teresa Gomes en un tribunal.

Para colmo de insumisos,
el ejército no quiso
que acabara en la reserva como militar.

Ya es castigo suficiente
tanta soledad en la gente
para encima desertar de la felicidad.

(¡Ep, ep, arl!)

Marchaba como un soldado
de paisano y esposado
entró en la prisión.

Un veterano de Angola
con su sable y su pistola
a la cárcel de mujeres el juez lo mandó.

Teresiña, Teresiña,
aunque seas por dentro niña,
de los pies a la cabeza eres todo un señor.

¡Mi general, mi general!
¡Siempre a sus órdenes señor, sin novedad!
¡Por ese amor le van a dar
la laureada del valor, mi general!



No hay comentarios:

Publicar un comentario