Las 10 más populares del día

27 sept. 2009

Quiero cantarle a mi tierra


Intérprete: Merche Cuadrado
Título: Quiero cantarle a mi tierra
Autor: Mercedes Cuadrado
Disco: Quiero cantarle a mi tierra
Año: 1992

La cantante extremeña Merche Cuadrado, editó en su primer trabajo de estudio ochos pistas que seguían la línea pura de la copla. Varias aportaciones inéditas alternadas con clásicos del género, como “Quiero cantarle a mi tierra” o “El amor que te tengo”, se incluyen en este trabajo. Evocan la añoranza hacia la tierra originaria, dejada atrás en los años 70 tras la masiva emigración a otras comunidades autónomas o países que sufrió Extremadura. La cantante de Quintana de la Serena acabó afincada en Euskadi, donde el trabajo conjunto a otros paisanos para la difusión de la cultura autóctona la llevaron a actuar por toda la geografía vasca, y a lo largo de los años, en gran parte de la extremeña. Colaboraciones, festivales benéficos, homenajes o actividades culturales relacionadas con Extremadura y Andalucía, son las citas que frecuenta la artista quintaneja.

La copla de hoy, sostenida en el palo de la sevillana, es la más emblemática de la intérprete. Como no podía ser de otro modo, los versos remiten al deseo y añoranza de vivir en la Extremadura natural que frecuentan los recuerdos de infancia de la artista, a la tierra de dehesa y a los anhelos que profesan en la distancia los y las emigrantes extremeños y extremeñas.

De esta pieza existe otra versión titulada “Más que una pesadilla”, editada en el disco “Manantial de coplas” (1997), con distinta letra, dedicada a las inundaciones que sufrió Badajoz en 1997, y creada específicamente para recaudar fondos a favor de los damnificados en éste desastre.

Quiero cantarle a mi tierra, la más grande en extensión.
La más grande extensión, quiero cantarle a mi tierra,
las más grande en extensión,
la más noble, las más guapa y la de más corazón.
Y la de más corazón,
tierra de corcho y encina, tierra de jara y picón,
tierra seca y ganadera, derretida por el sol.

Derretida por el sol,
desde el norte te cantamos
y no vamos a olvidarte,
y al llegar el mes de agosto
iremos a visitarte.

El Guadiana a ti te baña y pasa por Puerta Palma.
Y pasa por Puerta Palma, el Guadiana a ti te baña
y pasa por Puerta Palma,
las cigüeñas te visitan para remojar sus patas.
Para remojar sus patas,
las tórtolas, las palomas, las perdices y las garzas,
son aves que hay en mi tierra y que beben del Guadiana.

Y que beben del Guadiana,
desde el norte te cantamos
y no vamos a olvidarte,
y al llegar el mes de agosto
iremos a visitarte.

Cazador de Extremadura, deja en casa esa escopeta.
Deja en casa esa escopeta, cazador de Extremadura,
deja en casa esa escopeta,
deja que corran las liebres por los montes y laderas.
Por los montes y laderas,
Y observa cómo es de hermosa toda su naturaleza.
Y gritaras tú conmigo: ¡Extremadura es mi tierra!

Extremadura es mi tierra,
desde el norte te cantamos
y no vamos a olvidarte,
y al llegar el mes de agosto
iremos a visitarte.

Y murmuran mis paisanos: “Ya vienen los forasteros”.
“Ya vienen los forasteros”.
Y murmuran mis paisanos: “Ya vienen los forasteros”,
si supieran que lloramos recordando nuestro pueblo…
Recordando nuestro pueblo,
y que aquí donde vivimos, también somos forasteros,
dime tú Virgen morena a qué tierra pertenezco.

A qué tierra pertenezco,
desde el norte te cantamos
y no vamos a olvidarte,
y al llegar el mes de agosto
corremos a visitarte.

19 sept. 2009

María de la O (versión del Vallejo)


Intérprete: Miguel de Tena
Título: María de la O (versión del Vallejo)
Autor: Popular
Disco: Lámpara minera v. 2
Año: 2007

Con mucho empeño traigo a este escenario una rareza excepcional, que reconvertida en la voz del cantaor extremeño Miguel de Tena, se impregna de un paladar anejo y un gusto flamenco exquisito. Se trata del cuplé “María de la O”, al que he añadido la nota aclaratoria “(versión del Vallejo)”, ya que no hace referencia a la “María de al O” estrenada por Estrellita Castro en los años de la Guerra Civil española (de Valverde, León y Quiroga), si no a un cuplé anterior cantando por Manuel Vallejo, sostenido en el palo flamenco de la bulería.

Esta pieza es el germen del que años más tarde nacerá la copla popular, conocida por todos, bandera indiscutible: “María de la O”. Esta segunda, comparte argumento y podría decirse que es una versión poética de la primera. Para entender la idea de versionar textos populares y convertirlos en copla, trascribo una cita de Rafael de León:

“Lo más importante es el pueblo. Para hacer una canción, nosotros tenemos como puente una copla popular que oímos. Por ejemplo, puede decir la copla:

A la mar maera
y a la tierra hueso
y para los hombres las mujeres barbies
y el vinillo recio.

Y nosotros decimos sobre ese puente (haciendo referencia a “La Lirio”):

A la mar maera
y a la Virgen cirios.
Y pa’ duquitas negras,
las que tié’ la Lirio.”

La Lirio (León / Ochaíta / Quiroga)

Comparando los estribillos de la primera y la segunda versión, las similitudes son fácilmente apreciables, cuando no, las frases, literalmente exactas. “María de la O (versión del Vallejo)” trata una historia de amor en la que el dinero, o el parné, es prioritario en el amor, y al mismo tiempo, inconveniente. Añadir que la reseña del nombre hace referencia a la Virgen de “Nuestra Señora de la O” de Sevilla, popularmente conocida como Virgen María de la O.

Versiones de esta pieza las han realizado Carmen Amaya y Miguel de Tena. Versiones de la “María de la O” más popular vienen reseñadas por la personal visión de artistas como Estrellita Castro, Marifé de Triana, Sara Montiel, Isabel Pantoja, Merche Cuadrado, María Vidal (directo en Azabache), Cristina del Valle, Diego El Cigala, La Shica o Diana Navarro.

Me complace presentar esta rareza en la voz vibrante y fibrosa del cantaor extremeño Miguel de Tena, ganador de la Lámpara Minera 2006, conseguida en el XLVI Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión. Además de atreverse con "María de la O (versión del Vallejo)", también ha tratado piezas populares como "Dime que me quieres" sostenida en el palo de los jaleos extremeños, "La Salvaora" u "Ojos verdes".

Mientras más te quiero yo, más mala eres tú para mí.
Y explícame la razón; porqué juegas tú así con este corazón.

Todo lo que me has pedido yo siempre te lo di.
Porque ahora ves que no tengo dinero te alejas de mí.

Me engañas con otro me dijo un amigo y no lo creí.
Pero al poco tiempo tuve que creerlo; bien claro lo vi.

María de la O,
viviendo con nuestro cariño nos sobra de tó.
Te quieres reír
y hasta los ojitos los tienes morados de tanto sufrir.
Maldito parné, que tiene la culpa de todo en este mundo,
pues solo por él; bien lo sabe Dios, bien lo sabe Dios,
es la crucecita que llevas a cuestas,
María de la O...

Vienes tú a mí arrepentida después que habías hecho el daño.
Y yo en vez de aborrecerte te quiero más todavía; no puedo remediarlo.

La vida, la experiencia, te debe de servir

porque ya habrás visto que sólo el dinero no hace feliz.

No envidio la suerte de hombre ninguno teniéndote a ti.
Y ahora de tó eso que antes se reían, te puedes tú reír.

María de la O,
viviendo con nuestro cariño nos sobra de tó.
Ya te puedes reír
para que nadie te vea los ojos morados de tanto sufrir.
Maldito parné, que tiene la culpa de todo en este mundo,
pues solo por él; bien lo sabe Dios, bien lo sabe Dios,
que es la crucecita que llevas a cuestas,
María de la O...


Web de Miguel de Tena

13 sept. 2009

No me quieras tanto


Intérprete: Plácido Domingo
Título: No me quieras tanto
Autor: Quintero / León / Quiroga
Disco: Pasión española
Año: 2009

“La copla cuenta una historia de tres o cuatro minutos, yo la llamo una “mini-ópera”, que con el texto y la música trata de llegar profundamente a la gente. Esa historia hay que sentirla con pasión y hay que cantarla con un temperamento, con un calor, con un sentido. En México, pude escuchar a sus mejores intérpretes, y en esta grabación recuerdo con admiración a esos grandes artistas que apasionaban a la gente.”

Así entiende Plácido Domingo la copla. El tenor y barítono español representa la cúspide lírica más destacada del panorama operístico. Conocido como “El granado” por cantar la canción “Granada” de Agustín Lara cuando era niño, el cantante editó en 2008 un disco dedicado a la copla, trasladando trece piezas del legado popular a su terreno de juego; la ópera. Con arreglos de la Orquesta de la Comunidad de Madrid dirigida por Miguel Roa, en “Pasión española” (2008) encontramos entre otros, clásicos como “La bien pagá”, “El día que nací yo”, “Falsa moneda” o “Ay, Mari Cruz”.

Quintero, León y Quiroga, en los años 40, compusieron una pieza titulada “No me quieras tanto” para Gracia de Triana, que grabó en 1944. Concha Piquer la incluyó en su espectáculo “Retablo español”, de 1943, aunque no la registró hasta 1947. Versiones de esta pista las han realizado Margarita Sánchez, Marian Conde, Martirio, Concha Márquez Piquer, Gracia Montes, Isabel Pantoja, Pasión Vega o Diana Navarro (en directo).

En ninguna de sus variantes esta copla había sido versionada por un hombre. Plácido Domingo, con ciertas alteraciones de letra, traslada la pieza al sentimiento masculino. En esta ocasión el varón es el “pordiosero” que solicita amor a la hembra. En la segunda parte, el argumento da un giro y varón y hembra cambian los papeles, maldiciendo esta última la hora en la que dijo al varón: “No me quieras tanto”.

Incluyo esta pieza porque veo acertada y de interés (como en escasas ocasiones) esta versión masculina, con su cambio de letra. El verso que a continuación se cita no es el original, si no la versión que Plácido Domingo ha editado en “Pasión española” (2009).

Tú tenías vente años, yo te doblaba la edad.
En tus sienes había noches, y en las mías madrugadas.
Antes de que lo pensaras tu gusto estaba cumplido;
nada te supe negar.
Te quería con locura, con todos los cinco sentidos;
fue tuya mi voluntad.
Amor te pedía, como un pordiosero,
y tú me clavabas, sin ver que sufría,
cuchillos de acero.

No me quieras tanto, ni llores por mí;
no vale la pena que por mi cariño te pongas así.
Yo no sé quererte lo mismo que tú,
ni pasar la vida pendiente y esclava de esta esclavitud.
No te pongas triste, sécate ese llanto,
hay que estar alegre, mírame y aprende,
no me quieras tanto.

Con los años y la vida ha cambiado mi querer,
y ahora buscas de mis labios lo que entonces te rogué.
Cegadita de cariño hoy suplicas que te ampare,
que te tenga caridad.
Me lo pides de rodillas, por la gloria de mi madre,
y ya no sirve de nada.
Como una mendiga, ni viva ni muerta
tus mismas palabras tus sienes castigan
al pié de mi puerta.
No me quieras tanto, ni llores por mí;
no vale la pena que por mi cariño te pongas así.
De todo lo del mundo sería capaz
con tal que el cariño que a mí me tuviste volviera a empezar.
Por lo que más quieras, sécame este llanto.
Maldigo la hora que yo a ti te dije:
¡No me quieras tanto!

Web de Plácido Domingo

4 sept. 2009

Sola


Intérprete: Diana Navarro
Título: Sola
Letra: Diana Navarro / Luís Gómez Escolar
Música: Diana Navarro / Chico Valdivia / Manuel Illán
Disco: No te olvides de mí
Año: 2005



El amor tiene una barca,
que me lleva hasta el dolor.

Sola,
sola con mi pena,
sola, triste y sola,
sola con mi pena,
con mi pena sola.

Sola,
sola con mi pena,
sola triste y sola,
sola en mi amargura,
sola, triste y sola,
sola, sola, sola.

Pena y melancolía
que viven en mi habitación
son las únicas amigas mías.

Sola,
sola con mi pena,
sola, triste y sola,
sola con mi pena,
con mi pena sola.

Sola,
sola con mi pena,
sola triste y sola,
sola en mi amargura,
sola, triste y sola,
sola, sola, sola.

2 sept. 2009

La calle del almíbar


Intérprete: Pasión Vega
Título: La calle del almíbar
Autor: Jesús Bienvenido
Disco: Flaca de amor
Año: 2005

En la Calle del Almíbar del Barrio del Caramelo, el reloj de golosinas no debuto el minutero cuando una rubia malagueña echaba lumbre al fuego ahogado de la copla. La han definido como la mujer que cambió el rostro del género. Olvidó intencionadamente la peina y la bata de cola para cantar la copla parándola, respirándola, diciéndola y meciéndola, liberando al estilo de arquetipos y asiéndolo a una libertad expresiva y musical acorde a nuevos tiempos. Influencias del jazz, de la bossa, de la música latinoamericana, el fado, el sould o el flamenco confluyen en las piezas que “la rubia” (en palabras de Sabina) estrena en cada trabajo. Tras su etapa con Martínez Ares, Jesús Bienvenido se adueñó de su cabecera musical para ver transformados sus versos más selectos en coplerías. El primer disco en el que trabajaron juntos fue “Flaca de amor” (2005). Del exquisito paladar con el que está realizado este cedé rescatamos “La calle del almíbar”, una copla que trata las ilusiones de dos niños que sueñan con ser princesa y torero, un argumento muy de la Andalucía del siglo XX pero con un tratamiento delicado, distinto y muy fresco.

Es la Calle del Almíbar, del Barrio del Caramelo
donde un chiquillo vivía soñando con ser torero,
la figura más bravía que lidiara en el albero,
y a la plaza de la vida dar la vueltecita al ruedo.

Y allí mismo en una esquina, la faena le brindaba
a una risueña vecina, que ser princesa soñaba...

Con su muleta de trapo le lanzaba chicuelinas
a un toro negro invisible que al cuerpo se le ceñía
y con su estoque de palo, en un volapié certero
atravesaba al torito que caía en el albero,
la princesa le aplaudía, su mella al sonreír lucía
y sacaba un blanco pañuelo.

Los sueños son tan sencillos, soñar no cuesta dinero
en la Calle del Almíbar, del Barrio del Caramelo.

En la Calle del Almíbar, del Barrio del Caramelo
el reloj de golosinas no detuvo el minutero,
el tiempo empujó la vida y cuando los dos crecieron,
ni fue princesa la niña, ni el chiquillo fue torero.

Ya no hubo traje de luces, ya no hubo pases de pecho,
ya no hubo tardes de gloria, pero hubo besos:
besos de la puerta grande, besitos de oreja y rabo
besos de casta y coraje, besos de tercios bordados
besos de sol y de sombra, besitos sin burladero,
besos de fuerte envestida, besitos de vuelta al ruedo.
besos largos y elegantes, besitos de amor de amante,
de la princesa y el torero...

Los sueños son tan sencillos, soñar no cuesta dinero
en la Calle del Almíbar, del Barrio del Caramelo.